Científicos de la Universidad de Ginebra y los departamentos de Neurología y Radiología Pediátrica del Hospital de París han logrado registrar la actividad encefálica de un neonato prematuro durante un ataque epiléptico. La nueva técnica de imagen, coordinada por la iniciativa Fusimagine y con el aval de la Unión Europea, aplica ondas ultrasónicas por primera vez en el campo de la Neurociencia.

Según explican sus creadores en la revista Science Transitional Medicine, el dispositivo obtiene las imágenes de la actividad encefálica por ultrasonido funcional en tiempo real, mediante la combinación de registros vídeo-electroencefalográficos (EEG) simultáneos y continuos e imágenes doppler ultrarrápidas (UFD) de la microvasculatura encefálica.

El método ha demostrado una sensibilidad 100 veces mayor en las mediciones relativas al flujo sanguíneo. Además, el dispositivo que se coloca sobre la cabeza del neonato es flexible, ligero, portátil, económico y no invasivo; mucho más adecuado que otros aparatos de gran tamaño y coste, como los necesarios para realizar resonancias magnéticas funcionales.

“El dispositivo se puede utilizar en una mayor cantidad de entornos y permite considerar múltiples aplicaciones clínicas”, justifica el investigador principal, Mickaël Tanter. “Un sistema registro de la actividad encefálica como este, en tiempo real, ayudará a los facultativos a controlar y entender mejor los ataques epilépticos y las hemorragias en pacientes neonatos”, asegura el experto.