Terapias complementarias para el estreñimiento severo

Otras terapias también se están centrando en mejorar los síntomas del aparato digestivo, aunque en este caso con técnicas menos modernas, aunque no menos eficaces. La electroacupuntura podría ayudar a mejorar el estreñimiento severo según un estudio realizado por la Academia de Ciencias Médicas de China y publicado en la revista Annals of Internal Medicine. La investigación se realizó en 1.075 pacientes de 15 hospitales de China, con la colaboración de Ministerio de Ciencia y Tecnología de la República Popular China.

Mediante esta terapia alternativa, la proporción de pacientes que tenían 3 o más movimientos intestinales espontáneos completos (a la semana) fue de más del doble, con un seguimiento que duró hasta la semana 20 después del inicio del tratamiento. Tanto la acupuntura como la electroacupuntura mostraron beneficios en el aumento del número de deposiciones

 

Indagar en la diabetes

Aunque existen muchos interrogantes acerca del origen de la diabetes, un grupo de investigadores ha descubierto que el factor de crecimiento de fibroblastos 21 (FCF21), una hormona con efectos pleitrópicos sobre el metabolismo de carbohidratos y lípidos, podría utilizarse para tratar la diabetes tipo 2 y otras enfermedades metabólicas.

El tratamiento con fármacos capaces de activar la HRI (heme-regulated inhibitor eiF2alpha kinase) que regula la doble cadena de eIF2α cinasa dependiente del ADN, aumenta los niveles de FCF21 y reduce la intolerancia a la glucosa y el hígado graso (esteatosis hepática) en ratones sometidos a una dieta rica en grasas.

Por otra parte, las personas obesas, que tienen más tendencia a tener resistencia a la insulina y la diabetes tipo 2, podrían tener estos problemas como consecuencia de una proteína, llamada PTRF. Esta deficiencia induce la pérdida completa de células de grasa en una enfermedad conocida como lipodistrofia, que provoca que la grasa esté mal dirigida a otros tejidos del organismo. Conocer el funcionamiento de esta proteína podría ofrecer alternativas a los problemas de diabetes relacionados con la obesidad.

Puesto que la diabetes produce sintomatología variada, la Fundación para la Formación de la Organización Médica Colegial ha puesto en marcha un curso online y gratuito llamado “El Riñón y la Diabetes. Cómo proteger la función renal”, con el objetivo de reducir algunos de los principales factores de riesgo, como la glucemia, la presión arterial, el sobrepeso, el tabaquismo y la displipemia. El curso comenzará el 21 de noviembre, y ya está abierto el plazo de inscripción.

Mejorar la obesidad durante el embarazo

Las mujeres con sobrepeso suelen dar a luz a bebés más grandes, que además muestran mayor riesgo de padecer sobrepeso en la edad adulta. Así lo demuestra un estudio publicado en International Journal of Obesity que explica el mecanismo por el que se produce este fenómeno observado durante años.

En la investigación se analizaron 24 cordones umbilicales de mujeres con obesidad (IMC superior a 25) y sin obesidad (IMC inferior a 25) después de dar a luz. En ellos seleccionaron las células umbilicales de la vena que transporta el oxígeno y otros nutrientes de la placenta al embrión. Las células de madres con mayor peso mostraron cambios celulares similares a los producidos en sujetos con obesidad, resistencia a la insulina y diabetes tipo 2.

Los bebés de madres obesas tenían niveles más altos de lípidos perjudiciales, como los ácidos grasos saturados, posiblemente por la capacidad de transmisión de estos a través de la sangre materna que fluye por el cordón umbilical y llega al feto. Conocer este mecanismo podría ayudar a encontrar marcadores de sangre que identifiquen a los embriones con mayor riesgo de obesidad y otras enfermedades.

 

Bacterias implicadas en el cáncer

Algunas bacterias podrían tener relación directa con el desarrollo del cáncer. Las nuevas investigaciones apuntan a que la presencia de Sneathia spp y Fusobacterium spp está ligada al desarrollo del cáncer cervical, así como la Chlamydia trachomatis, mientras que otras bacterias podrían estar ligadas con la salud vaginal, tales como Lactobacillus Crispatus y Lactobacillus Iners.

Por otra parte, el tabaco, que ya había demostrado ser perjudicial por su composición, podría provocar infecciones, enfermedades y cáncer por las bacterias presentes en él. Y no tanto por las presentes en el tabaco de fumar, como en el que está presente en los productos masticables como el gutka, zarda, khaini, o el pan masala. Estos productos tienen bacterias de los géneros Staphylococcus (Epidermidis y Hominis), Bacillus (Licheniformis, Pumilus, Safensis y Subtilis), Oceanobacillus, Carnobacterium y Tetragenococcus.

Algunos de ellas han mostrados reducir la capacidad de reducir los nitratos a nitritos y han sido vinculados con el desarrollo del cáncer, tal y como se observa en un estudio publicado Applied and Environmental Microbiology de la revista de la Sociedad Americana de Microbiología.

Resistencia a antibióticos

En los últimos años se ha descubierto un gran número de bacterias resistentes a antibióticos. De hecho, “se calcula que un 5% de los pacientes que ingresan en nuestros hospitales puede tener bacterias multirresistentes”, tal y como ha asegurado recientemente Emilio Bouza, jefe del jefe del Servicio de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas del Hospital Gregorio Marañón.

Entre todas las bacterias multiresistentes se encuentra la bacteria Escherichia coli (E. coli), que es origen de un gran número de enfermedades (neumonía, infección urinaria, salmonella, etc.). Sin embargo, el proceso de mutación en superbacterias acaba de ser descubierto por un grupo de investigadores de la Universidad de Harvard que ha grabado el proceso por el que el microorganismo es capaz de sobrevivir en zonas de grandes concentraciones del antibiótico.

Además, y gracias a los nuevos avances científicos, la bacteria E. coli ya se puede detectar en apenas 20 minutos, frente a las 48 horas que se necesitaba anteriormente. Ello puede adelantar el tratamiento y mejorar el pronóstico de aquellos pacientes más graves.