El 53% de los pacientes que han acudido a la unidad de conductas adictivas lo hacía por primera vez, mientras que el 47% han sido pacientes que ya habían visitado una unidad de este tipo en alguna ocasión, pero que habían abandonado el tratamiento 6 meses antes. El 36% de los pacientes atendidos en La Ribera presentaban problemas con el consumo de alcohol.

El consumo de cocaína es la segunda causa por la que acuden los pacientes a la unidad de conductas adictivas. Otros motivos de demanda que han presentado los pacientes han sido el consumo de heroína (15%), de cannabis (12%) y el consumo combinado de alcohol y cocaína (7,4%).

El consumo de alcohol ha aumentado con respecto al año anterior cerca de un 6%, señala el centro. También ha crecido en un punto el consumo de cocaína, pero ha disminuido el consumo del resto de sustancias notificadas por los pacientes.

¿Cuál es el perfil del paciente?

La Unidad de Conductas Adictivas de La Ribera ha atendido a un 82% de hombres y un 18% de mujeres. En lo que respecta a la edad, el grupo de edad que más consultas ha concentrado, con el 49,4% de los casos, ha sido el de personas de entre 30 y 44 años, siendo la edad media de los pacientes de 40,21 años.

El equipo que lidera esta unidad de conductas adictivas está integrado por profesionales de distintas especialidades: un médico de conductas adictivas, un psiquiatra, 2psicólogos, una enfermera y una auxiliar de Enfermería.