“La prevalencia de aneurismas de aorta abdominal es entre 4 y 5 veces más alta en hombres de 65 a 80 años que en mujeres de la misma edad. Es poco probable que las mujeres se beneficien de la detección de esta afección”, asegura Harminder Singh, presidente del grupo de trabajo de Ctfphc.

Por otra parte, Singh matiza que los beneficios de la detección en hombres mayores de 80 años son menores que en hombres más jóvenes, debido a que tienen un mayor riesgo en las intervenciones destinadas a reparar los aneurismas de aorta abdominal”. Entre todas las recomendaciones, los expertos destacan las siguientes:

1. Cribado único con ultrasonografía para detectar aneurismas de aorta abdominal en hombres de 65 a 80 años (recomendación débil, calidad de la evidencia moderada).

2. No realizar pruebas de diagnóstico de aneurisma de aorta abdominal en hombres mayores de 80 años (recomendación débil, calidad de la evidencia baja).

3. No realizar cribado en mujeres con el objetivo de diagnosticar aneurismas de aorta abdominal (recomendación fuerte, calidad de la evidencia muy baja).

Otras guías, como las del US Preventive Services Task Force recomiendan el cribado de aneurisma de aorta abdominal tanto en los pacientes que han fumado alguna vez como en aquellos que nunca han probado el tabaco. “El cribado de los hombres de entre 65 y 80 años tiene un impacto suficientemente positivo en la reducción de la mortalidad y de los procedimientos de emergencia” como para seguirlos y aplicarlos, señala Singh.