Prevenir el consumo de drogas en el trabajo es el objetivo del convenio de colaboración que han suscrito la CAEB (Confederación de Asociaciones Empresariales de Baleares) y Projecte Home Balears. Además del consumo de drogas, este acuerdo busca reducir o evitar el consumo de alcohol entre los trabajadores, explica la agencia EFE.

Carmen Planas, presidenta de la CAEB, ha señalado que el consumo de drogas en el trabajo “es un problema que nos preocupa especialmente porque en el entorno laboral tiene múltiples consecuencias negativas para la salud y, además, genera enormes costes directos e indirectos”. Desde Projecte Home consideran preciso aunar fuerzas porque esta es una responsabilidad de todos, indica su presidente ejecutivo, Jesús Mullor.

Projecte Home Balears dispone de centros en Menorca, Ibiza y Mallorca, y en ellos atiende a cerca de 1.300 personas, explica EFE. En sus centros cuenta con programas de prevención universal, selectiva o laboral y desde el año 2000 se han beneficiado una media anual de 9.660 personas.

En 30 años este proyecto ha tratado a unas 11.500 personas y atendido a cerca de 33.300 familiares. Los programas de prevención han ayudado a más de 165.500 usuarios, según este organismo. El convenio suscrito con la CAEB permitirá el desarrollo de programas de prevención del consumo de drogas en el trabajo desde diferentes ámbitos (informativo, de sensibilización y de divulgación).

Marcos Campoy, director del área de Juventud, y Joana María Solano, terapeuta de Projecte Home Balears, han subrayado que el alcohol y el cannabis son las sustancias psicoactivas con mayor prevalencia en la actualidad en el ámbito laboral. El consumo de drogas en el trabajo, explican, causa alteraciones graves en la salud de los trabajadores, absentismo, bajas laborales, accidentes de trabajo, reducción de la atención y de la concentración, disminución del rendimiento y la productividad y conflictos interpersonales.