El bienestar de la mujer aumenta entre aquellas que tienen pareja, pero no tienen hijos. Así lo revela el V Estudio de hábitos de vida saludable y bienestar en las mujeres de DKV. Este estudio pone sobre la mesa que el 73% de las mujeres españolas con pareja y sin hijos asegura que su estado de bienestar es bueno o muy bueno.

Tal y como destaca DKV en una nota de prensa, el 49% de las mujeres divorciadas sin hijos reconoce que su estado de bienestar es regular o malo. El bienestar de la mujer sin hijos es el más alto y este colectivo es también quien más confía en que su bienestar se mantendrá elevado en los próximos 5 años.

Por el contrario, las mujeres con hijos tienen unas expectativas menores. Solo el 51% de ellas confía en mejorar en los próximos años, indica DKV. El 50% de las que han indicado que su bienestar en los próximos años será muy malo reconocen encontrarse mal emocionalmente. Las mujeres solteras sin hijos que viven solas son las que presentan un estado emocional más inestable (61%).

En cuanto a los niveles de realización personal y laboral, el estudio de DKV constata que el 49% de las mujeres participantes en el estudio se siente conforme con su vida personal. El 42% está satisfecha con su vida laboral. Pese a que son cifras similares, las que tienen hijos son quienes afirman sentirse más realizadas personalmente, respecto a las que no tienen.

Horas de sueño y descanso

Otro de los aspectos que se abordan en este estudio sobre el bienestar de la mujer son las horas y la calidad del sueño. Tal y como señala la nota de prensa, las mujeres sin hijos registran una mayor calidad de sueño que las que tienen hijos. Solo el 40% de estas es capaz de dormir más de 7 horas.

Los hábitos alimenticios también han sido objeto de este estudio. DKV asegura que no existen diferencias significativas entre la alimentación de las españolas con hijos o sin hijos, pero si en las diferentes franjas de edad o por comunidades autónomas. El 40% de las mujeres encuestadas reconoce no seguir una dieta equilibrada de forma habitual.