El proyecto, respaldado por 4 artículos previos en las revistas Otolaryngology Head and Neck Surgery, Current Drug Delivery y Frontiers in Aging Neuroscience, ha consistido en el tratamiento de hipoacusia, inducida por fármacos ototóxicos y por exposición al ruido, en modelos de rata y ratón; sin embargo, los resultados podrían llegar a tener aplicación clínica en beneficio de la audición humana.

El trabajo, que próximamente se publicará en Hearing Research, ha sido reconocido con el XV Premio FIAPAS que concede la Confederación Española de Familias de Personas Sordas por su “contribución a mejorar la calidad de vida los pacientes auditivos”. El premio ha sido entregado por la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, según cuenta una nota de prensa.

El 8% de la población española padece hipoacusia

Por otro lado, la relevancia del trabajo reside en la gran cantidad de pacientes con discapacidad auditiva (más de un millón de personas en España, según el Instituto Nacional de Estadística) y el hecho de que, hasta ahora, no existe un tratamiento farmacológico reparador para ningún tipo de hipoacusia y los pacientes deben recurrir a terapias de sustitución con audífonos o implantes.

De este 8% de la población española afectada de hipoacusia, el 98% es capaz de utilizar la lengua oral para comunicarse, pero, según estimaciones del INE, cerca de 13.000 pacientes deben emplear lengua de signos. Teniendo en cuenta que una de cada 1.000 personas adquiere hipoacusia a lo largo de su vida y que 5 de cada 1.000 recién nacidos la padecen, la sordera debe considerarse “un importante problema de salud pública”.