La diabetes tipo 2 tiene una conexión con el riesgo de sufrir un cáncer de mama entre mujeres negras, según una investigación de la Center Boston University. El estudio señala que, entre las mujeres afroamericanas, las personas con diabetes tipo 2 pueden tener un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama negativo para receptores de estrógeno (ER). La mayoría de los cánceres de mama son receptores de estrógeno positivos, este tipo de cáncer de mama es el más fácil de tratar y el que tiene la mayor tasa de supervivencia”.

Julie Palmer, directora asociada de la universidad y autora principal del trabajo, describe que las mujeres afroamericanas se ven afectadas de manera desproporcionada por los cánceres de mama ER-negativos, con el doble de incidencia en comparación con las mujeres blancas. "Todavía tratamos de comprender los procesos biológicos básicos que conducen al cáncer de mama ER-negativo. Una forma de hacerlo es estudiar los factores que son más comunes en una población afroamericana, como es la diabetes tipo 2”.

La investigación sugiere que la diabetes es un factor de riesgo para el cáncer de mama, y ??la diabetes tipo 2 es 2 veces más prevalente en las mujeres afroamericanas en comparación con las mujeres blancas. Un estudio previo analizó la asociación con la diabetes tipo 2 y el cáncer de mama en mujeres afroamericanas, pero no informó sobre los resultados por separado para el cáncer de mama ER-negativo y RE positivo. Los análisis realizados por Palmer y sus colegas se basaron en la información provista por los participantes en el Black Women's Health Study (BWHS).

El BWHS se estableció hace más de 20 años y utiliza cuestionarios bienales para obtener información de 59.000 mujeres afroamericanas de todos los Estados Unidos. Gracias a este gran conjunto de datos, Palmer y sus colegas pudieron controlar muchos factores, como la edad y el índice de masa corporal (IMC). "Nuestros resultados mostraron evidencia estadística significativa de un mayor riesgo de cáncer de mama ER-negativo en las mujeres negras que tenían diabetes tipo 2 antes de tener cáncer de mama. La enfermedad apareció principalmente en las mujeres que tenían diabetes durante, al menos, 5 años".