Dejar de fumar

Conseguir dejar de fumar puede traer consigo tendencias temporales como la depresión, el consumo de marihuana o un consumo problemático de alcohol. Estas son las conclusiones de un estudio que analizaba las tendencias de los exfumadores de 2005 a 2016 en Estados Unidos. El trabajo ha sido realizado por la Universidad de Columbia y publicado en la American Journal of Preventive Medicine.

Otro de los objetivos de la investigación era constatar si el aumento de esos factores de riesgo peligrosos para la salud suponía la recaída de los exfumadores. Renne D. Goodwin, investigador de la Universidad de Columbia asegura que las cifras de exfumadores son muy alentadoras. Sin embargo, según su estudio, cada vez más ciudadanos estadounidenses sufren depresión o consumen otras sustancias como respuesta a dejar el tabaco.

Problemas de dejar de fumar

El estudio investigó el aumento o prevalencia de la depresión, el consumo de cannabis y el exceso de alcohol en exfumadores mayores de 18 años. Los resultados muestran un aumento de un 4,88% a un 6,04% en la incidencia de la depresión. El consumo de cannabis pasó de un 5,35% a un 10,09% y el consumo excesivo de alcohol de un 17,22% a un 22,33% dentro de los exfumadores.

“Debido a que investigaciones previas han demostrado que estos factores ponen a los exfumadores en un mayor riesgo de recaía, este estudio muestra una alarma. Los hallazgos representan una amenaza inminente para el progreso logrado que reduce la prevalencia del consumo de cigarrillos”, advierte Goodwim.

Además, los resultados muestran que el perfil de los exfumadores ha cambiado durante el periodo de estudio. Las cantidad de personas que decide dejar de fumar en EE. UU. cada vez es mayor. Asimismo, el perfil mayoritario es un varón, casado y de etnia blanca no hispana. Por su parte, el consumo de cannabis ha surgido como sustituto principal, lo que muestra un aumento en 2016 en comparación a 2002 que se inició el estudio.