Según informa la agencia de noticias alemana DPA, cualquier cantidad superior a 400 puntos se considera no saludable por la Junta Central de Control de la Contaminación. Según la agencia, un espeso humo marrón cubre la ciudad y cada vez hay más residentes que acuden al médico con escozor en los ojos e irritación en la nariz y la garganta.

El gobierno de Delhi ha ordenado que las escuelas primarias se cierren y que no se permitan actividades al aire libre, como asambleas matutinas para los alumnos mayores. Cuando la Asociación Médica de la India declaró la emergencia de salud pública, las autoridades emitieron un aviso para que los grupos de "alto riesgo" como los ancianos, los pacientes con corazón y asma eviten salir a la calle.

Los medios nacionales informan que el nivel de contaminación es 25 veces mayor que los límites internacionales de seguridad, lo que equivale a fumar 50 cigarrillos al día. El primer ministro del país, Arvind Kejriwal, ha dicho que la peligrosa contaminación del aire se debe a la quema de rastrojos de los agricultores de los estados vecinos y que ha contactado a las autoridades para abordar la situación.

Los expertos esperan que los próximos días sean igual de malos, ya que las condiciones de viento tranquilo y la alta humedad conducen a una acumulación de contaminantes. Delhi ha sido clasificada entre las principales ciudades contaminadas del mundo en los últimos años, pero los esfuerzos para controlar el empeoramiento de la calidad del aire no han funcionado hasta ahora.