Para el doctor en Salud Pública, Joan Carles March, la revolución digital puede ser una oportunidad para la promoción de la salud y la prevención sanitaria. Durante su conferencia en el II Congreso Nacional de eSalud, el experto ha desgranado el comportamiento en redes sociales de los pacientes crónicos y ha sugerido una serie de consejos para adaptarse a la innovación.

Según los datos aportados por el Dr. March, hasta un 84% de la población conoce dispositivos o aparatos relacionados con el cuidado de la salud; sin embargo, solo un 27% se considera usuario de los mismos. En el caso de las aplicaciones móviles, el número de usuarios desciende al 4,3% (o 5,4% en el caso de los pacientes crónicos); mientras un 8,6% (9,7% de crónicos) utiliza programas informáticos para el seguimiento de su actividad física o nutricional.

El 24,7% de estos usuarios lo es por prescripción o consejo médico, pero hasta un 63,3% lo es por voluntad propia y, en el 4,2% de los casos por consejo de un amigo o familiar, lo que demuestra, según March, el interés potencial de los pacientes por participar en la mejora de su calidad de vida mediante la eSalud. De hecho, señala el experto en Medicina Preventiva, un 31,5% busca información antes de acudir a una consulta médica, el 45,8% lo hace después y el 39,9% en ambos momentos.

En el top 10 de los hastags más utilizados en Twitter se encuentran términos como autismo, alzhéimer y bienestar, mientras en Facebook destaca la palabra adelgazar. En los blogs y microblogs, donde mayor participación profesional existe según el experto, se utilizan las palabras tratamiento, dolor y dental entre los 25 términos más frecuentes. “Las redes sociales conectan al paciente crónico con sus familiares y amigos y eso, en definitiva, es bueno”.

“No resulta sencillo hacer recomendaciones a los pacientes sobre la eSalud que deben usar”, admite March, “debido en parte a la falta de un conocimiento en profundidad de la oferta disponible y también por la desconfianza que provocan las fuentes de información actuales de internet”. Sin embargo, en este contexto, “los médicos son un factor decisivo, pues deben actuar a modo de filtro entre el paciente y las tecnologías”, sentencia.

“La ciudadanía está pidiendo más participación, más información y más capacidad de decisión”, asegura el experto sobre un paciente que antes era pasivo, ahora es activo y quiere pasar a ser un paciente empoderado. Para lograr un adaptación indolora y productiva a la eSalud y sus pacientes, el Dr. March ha reelaborado los 7 mandamientos:

  1. No controles. Una cultura innovadora necesita confianza.
  2. Desearás y accederás al conocimiento del prójimo. Si somos endogámicos no avanzaremos.
  3. Practicarás la desobediencia inteligente. La obediencia ciega frena la innovación.
  4. Conversarás por encima de todas las cosas. Escucharás, preguntarás y darás valor al relato.
  5. Dejarás espacio a la intuición.
  6. No buscarás respuestas, te centrarás en el arte de hacer preguntas.
  7. No estigmatizarás la excentricidad.