El programa PRISURE ha obtenido el primer premio en el III Foro de Discusión de la Sociedad de Psiquiatría de Madrid. Esta iniciativa, implantada en el Centro de Salud Mental de Retiro en 2014, tiene como objetivo prevenir el riesgo de suicidio siguiendo las indicaciones del Plan Estratégico de Salud Mental de la Comunidad de Madrid de 2012.

En estos 2 años, señala la Comunidad de Madrid, el programa PRISURE ha valorado a 96 pacientes y de los 33 que se han incluido, todos han superado con éxito esta etapa de seguimiento. El diagnóstico más frecuente de estos pacientes es la depresión, el trastorno adaptativo, el trastorno por uso de sustancias, de la conducta alimentaria, trastorno bipolar, así como esquizofrenia paranoide, trastorno de la personalidad o rasgos patológicos que pueden ser límites, obsesivos o no especificados.

¿En qué consiste el programa?

PRISURE se basa en una serie de entrevistas semiestructuradas y de valoraciones obtenidas en las consultas de psicología, enfermería y trabajo social a partir de las cuales se decide la inclusión o no de los pacientes en el programa. La duración del programa de prevención del riesgo de suicidio es de 3 meses que se pueden renovar según la evolución del paciente.

A través de varias consultas, semanales en su inicio, los especialistas llevan a cabo el seguimiento de la patología. Los pacientes acuden a lo largo de un periodo de 3 meses al menos a 6 consultas con Psiquiatría y otras 6 con Psicología Clínica. Tras este periodo se contrasta la evolución del paciente para decidir si continúa en el programa o pasa a un seguimiento ordinario.