Ambos proyectos fueron diseñados específicamente para atender las necesidades de pacientes asiáticos e hispanos ya que, según explica MedPage Today, desde 2004 los CDC se habían interesado por las diferencias de prevalencia entre pacientes blancos y negros, pero no de otras razas. En este sentido, recuerdan, en 2014 se publicaron informes sobre los pacientes lúpicos de Georgia y Michigan.

Mujeres negras, asiáticas e hispanas: las más afectadas

Las conclusiones del programa Manhantan se han basado en los datos de 1.078 pacientes LES que reunían los criterios del American College of Rheumatology (ACR) para LES y 232 casos de nuevos incidentes; todos ellos obtenidos a partir de bases de datos administrativos, hospitales y clínicas reumatológicas privadas. 

A fecha de 2007, la prevalencia general estandarizada por edad entre las mujeres negras era del 210,9 por 100.000, seguidas por las mujeres hispanas (138,3 por 100.000), asiática (91,2 por 100.000) y blancas (64,3 por 100.000). Estas tasas resultaron ser 9 veces más elevadas en comparación con las de los hombres, cuyo patrón de prevalencia fue más elevado entre los negros (26,7 por 100.000), seguidos por los hispanos (19,4 por 100.000), asiáticos (14,2 por 100.000) y blancos (3,7 por 100.000).

Por otro lado, las tasas de incidencia entre 2007 y 2009, fueron de 15,7 por 100.000 años-persona para las mujeres negras, de 6,6 por 100.000 para las asiáticas y de 6,5 por 100.000 para hispanas y blancas. Así mismo, para los hombres fueron de 2,4 por 100.000 años-persona entre los negros, 1,3 por 100.000 entre los hispanos y 0,5 por 100.000 entre blancos y asiáticos.

El programa California, que contó con 796 casos de lupus y 121 incidentes entre las mismas fechas, concluyó que la prevalencia estandarizada por edad entre las mujeres negras fue más de 4 veces superior que la de las mujeres blancas. La de los hombres negros superó en más de 5 veces la de los hombres blancos. Así mismo, la tasa de incidencia de las mujeres negras fue de 30,5 por 100.000 años-persona, seguida por la de mujeres hispanas (8,9 por 100.000), asiáticas (7,2 por 100.000) y blancas (5,3 por 100.000).

Manifestaciones renales entre las minorías

Según las conclusiones de los estudios, las minorías no solo tenían más posibilidades de padecer lupus, sino que la gravedad de la patología resultaba mayor. Tal como recoge el estudio de Manhattan, la enfermedad renal estaba presente en el 53,2% de los pacientes de lupus asiáticos, en el 50,7% de los negros y el 49,4% de los hispanos, en comparación con el 25,4% de los blancos. En la cohorte de California la enfermedad renal afectaba al 52% de los negros, el 51% de los asiáticos, el 47% de los hispanos y el 40% de los blancos.