La organización sindical asegura que la incidencia de los casos de cáncer en España está en aumento. En 2015, España registró cerca de 248.000 nuevos diagnósticos, según los datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM). Esta sociedad científica advierte de que la notificación de casos de cáncer laboral sigue estancada en unas cifras escandalosas.

En 2016, destaca el sindicato, las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social tan solo comunicaron 36 casos, 22 con baja y 14 sin baja, lo que contrasta, según CC. OO., con las estimaciones más prudentes que elevan a 10.000 los casos de cáncer laboral. Estas cifras, añade, concuerdan con los datos de la Comisión Europea que estima que el cáncer es responsable del 53% de las muertes producidas en el trabajo en la Unión Europea.

La organización sindical ha mostrado su preocupación por esta situación. En su opinión, este subregistro del cáncer profesional está privando a los trabajadores afectados de las prestaciones derivadas de la contingencia profesional. Asimismo, el sindicato afirma que esta dinámica provoca que se disparen los costes para los sistemas públicos de salud que son quienes asumen el pago de dichas prestaciones.

Desde CC. OO. consideran indispensable impulsar medidas que faciliten la eliminación de agentes cancerígenos en los centros de trabajo, agilizar los procesos de revisión del listado de enfermedades profesionales con la actual evidencia científica o extender el derecho a la vigilancia de la salud postocupacional al conjunto de trabajadores expuestos a agentes cancerígenos tal y como exige la legislación en vigor.