Solo uno de cada 10 pacientes recibe un tratamiento adecuado de la ansiedad, según ha puesto de manifiesto un estudio internacional liderado por Jordi Alonso, director del Programa de Epidemiología y Salud Pública del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM). El objetivo de este trabajo es evaluar la adecuación del tratamiento que reciben los trastornos de ansiedad en todo el mundo.

Según señala el IMIM en una nota de prensa, el análisis de una muestra de más de 51.500 individuos de 21 países revela que la prevalencia de la ansiedad es del 10%. De estos, solo el 27,6% recibió algún tipo de tratamiento y solo en el 9,8% de los casos se considera que este fue el adecuado.

Jordi Alonso ha explicado que los trastornos de ansiedad son patologías que tienden a la cronicidad, la comorbilidad y se asocian a una discapacidad significativa. El tratamiento adecuado de la ansiedad, detalla este especialista, evitaría la cronificación y disminuiría la comorbilidad con otras enfermedades físicas o mentales.

En opinión de Víctor Pérez, psiquiatra y director del Instituto de Psiquiatría y Adicciones del Hospital del Mar el tratamiento adecuado de la ansiedad de 12 meses de evolución es aquel que incluye o bien un tratamiento farmacológico con al menos 4 visitas al médico, o bien el que contempla un tratamiento psicoterápico con un mínimo de 8 visitas.

Según explica este estudio internacional, la falta de un tratamiento adecuado de la ansiedad se debe a factores como que, en ocasiones, no se percibe la necesidad de atención, ni por el sistema sanitario ni por el paciente. Junto a esto, se encuentran las debilidades del sistema estructural y de salud, los costes del tratamiento y el estigma asociado a esta patología.