Según informa la agencia Xinhua, se trata de un trabajo de la Universidad de Agricultura de China (Zh?ngguó Nóngyè Daxue) y el Instituto de Microbiología de la Academia de Ciencias de China (Zh?ngguó K?xuéyuàn). El estudio muestra que el virus del Zika puede cruzar la barrera de sangre de los testículos bajo ciertas condiciones e infectar el tracto reproductivo.

Así, los científicos comprobaron que 8 días después de la infección de zika, los ratones presentaban una infección aguda en los testículos, junto a un menor nivel de testosterona. Pasados 30 días, se observó un deterioro en la morfología de los testículos y la interrupción de las vesículas seminales; estos órganos estaban completamente atrofiados pasados 60 días.

De acuerdo con Li, esto sugiere que un hombre con inmunodeficiencia o inhibición inmunológica (un paciente de sida o trasplantado) podría ver su sistema reproductivo dañado si es infectado con el virus del Zika. En ese sentido, Gao explicó que la comunidad científica está dándose cuenta de que el daño de este microorganismo en los seres humanos podría ser más grave de lo que se pensaba.