“El riesgo de agresiones físicas, así como de violencia psíquica y emocional, aumenta durante los meses de verano”, resume en una nota de prensa la consejera Carmen Montón. “Por ello, necesitamos que los profesionales de la sanidad intensifiquen más aún su alerta contra la violencia de género”, reclama.

En este sentido, la campaña #ElMachismoNoTieneVacaciones ha adoptado una serie de medidas, dirigidas especialmente a los centros de Atención Primaria y los servicios de Urgencias, por ser las unidades desde las que suelen activarse las alertas:

  1. Se ha remitido una notificación a todos los departamentos de salud para que se extreme la realización del cribado universal.
  2. Se ha distribuido un folleto informativo con instrucciones y recomendaciones para recordar a los expertos cómo abordar la detección de casos de violencia de género.

“Con una sencilla y discreta pregunta se pueden salvar vidas”, sentencia Montón. Tal como recoge el compromiso ratificado por la Consejería en 2015, “los hospitales deben ser espacios seguros y libres de violencia de género, capaces de transmitir a las mujeres un mensaje claro de confianza en el sistema sanitario y sus trabajadores”.

A partir de ese primer acercamiento de los profesionales sanitarios, el programa #ElMachismoNoTieneVacaciones puede poner en marcha todos sus recursos; desde la Policía o la Guardia Civil hasta los servicios sociales y el Centro Mujer 24 horas. Gracias a este tipo de acciones, entre enero y abril de 2017 se han detectado 797 posibles casos de maltrato, una cifra que supone el 2,6% de las mujeres cribadas.