El diagnóstico de demencia en mujeres de raza negra es un 25% superior en comparación con mujeres blancas y un 28% mayor en el caso de los hombres negros en comparación con sus homólogos de raza blanca, según un estudio de University College London (UCL) y el King's College London. El estudio, que publica la revista Clinical Epidemiology, también señala que el diagnóstico de demencia en mujeres y hombres asiáticos es, respectivamente, un 18 y un 12% menor que en mujeres y hombres de raza blanca.

Para llegar a estas conclusiones, los autores del texto analizaron los casos de 2.511.682 personas (66.083 con diagnóstico de demencia). Se trata, según la UCL, del primer estudio en comparar la incidencia del diagnóstico de demencia según la etnia, en cualquier muestra representativa y a nivel nacional.

“Otra investigación ha encontrado que las personas del sur de Asia pueden tener un riesgo genético menor de padecer demencia”, reflexiona la doctora Claudia Cooper; sin embargo, “nosotros consideramos que se necesita más investigación ya que los factores que afectan al riesgo de demencia podrían diferir entre los grupos”, señala en referencia a aspectos como el nivel educativo y financiero, el tabaquismo, la actividad física, etc. “Nuestros hallazgos pueden reflejar, por ejemplo, que existen desigualdades en la atención que los pacientes de una u otra raza reciben para prevenir y tratar enfermedades asociadas con la demencia”, sugiere la autora principal. “O quizás los médicos de cabecera o las familias de los pacientes son reacios a nombrar la demencia en las comunidades donde esta patología está más estigmatizada”.

Cooper y su equipo también compararon las tasas de diagnóstico de demencia con lo que podría esperarse en los diferentes grupos según lo predicho por investigaciones previas. “Lo que encontramos sugiere que las tasas de personas que reciben un diagnóstico pueden ser más bajas que las tasas reales de demencia en ciertos grupos, particularmente entre hombres de raza negra”, advierte el coautor Tra My Pham. “Los antecedentes culturales de las personas pueden influir en la voluntad o la falta de voluntad de buscar ayuda”, secunda Cooper.

“Como cuidador y hombre negro estos hallazgos me hacen pensar por las personas de raza negra que conozco son problemas de memoria no han buscado ayuda: el miedo a ser tratados con injusticia o a ser internados en una residencia”, reflexiona Wesley Dowridge, miembro del Grupo de Asesoramiento de Cuidadores y Usuarios del Servicio de Cuidados Sociales de King's College London y coautor de la investigación. “Este estudio muestra la importancia de que los mensajes sobre los beneficios del diagnóstico de demencia lleguen a todos los grupos étnicos, especialmente los minoritarios que pueden estar en riesgo”.