Alimentación saludable

Llevar una alimentación saludable en momento de desaceleración económica cada vez es más difícil. La crisis económica global supone una amenaza para la salud de la población cuando los alimentos que se consumen no siguen un patrón de dieta saludable. Por su parte, la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) ha recordado que las limitaciones económicas afectan a la alimentación de las familias.

Según los últimos datos, la cesta de la compra se ha encarecido el triple que los sueldos desde la entrada del euro. Además, un 33% de la población ha cambiado sus hábitos alimentarios por motivos económicos. Entre las consecuencias para la salud que tiene llevar una mala alimentación destaca la obesidad, una enfermedad metabólica considerada como la epidemia del siglo XXI por la OMS.

¿Mejorar la alimentación en tiempos de crisis?

Las mejores opciones son la patata, aunque tiene un bajo contenido energético, la pasta y el arroz preferiblemente integrales, como base de la dieta. Además, mantener las legumbres como plato principal en 3 comidas semanales y recurrir a los congelados, que son más económicos. Por último, consumir fruta de temporada y no abandonar las verduras ni las hortalizas.

Una cesta alimentaria ajustada a las limitaciones económicas y reducidas por el bajo poder adquisitivo acarrea un incremento en el consumo de alimentos ultraprocesados. Estos alimentos tienen un bajo valor nutricional y poder saciante, así como alto contenido en sal, azúcares y grasas. Ante este escenario, es aconsejable mantener alimentos que aporten mucha energía y que estén dentro de un marco saludable.

Recomendaciones para una alimentación saludable

  1. Hacer al menos 3 comidas diarias.
  2. Elegir mayoritariamente alimentos de origen vegetal.
  3. Incluir una ración de cereales o derivados en cada comida, priorizando las harinas integrales.
  4. Limitar el consumo de alimentos de origen animal como los embutidos.
  5. Reducir el consumo de fritos.
  6. Cocinar en casa, en luchar de comprar alimentos ya precocinados.