La Autoridad para el Control de la Polución Medioambiental (EPCA), ha recriminado al gobierno de Nueva Delhi la ausencia de un mecanismo de alarma para las jornadas en que el nivel de polución supere el mínimo saludable, a pesar de que el Índice Nacional de Calidad del Aire evalúa la contaminación en las ciudades indias desde abril de 2015. En Pekín, por ejemplo, el Gobierno establece el cierre de autopistas y escuelas cuando la contaminación supera el nivel recomendado, además de aconsejar a los ciudadanos permanecer en sus casas.

A pesar de esta recriminación, Delhi comenzó a tomar medidas contra la contaminación el pasado octubre, cuando se declaró el primer día libre de coches, lo que redujo la contaminación un 60% durante la jornada. El gobierno de la ciudad también estudia el posible cierre de escuelas durante los días en que haya mayor polución en el aire. En los primeros 15 días de 2016, también puso en funcionamiento un proyecto piloto para disminuir los niveles de contaminación.

Durante 2semanas, los vehículos de matrícula par solo pudieron entrar al centro de la ciudad unos días, y debían intercambiarse con los de matrícula impar. Según el informe de la OMS, los coches no son los únicos contaminantes en Delhi. El uso generalizado de biocombustibles para cocinar, el polvo generado por la construcción, la quema de cultivos y las emisiones industriales son factores que contribuyen al elevado nivel de polución.