Implantar una cultura preventiva es esencial para garantizar la seguridad laboral. Así lo ha destacado el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, durante el acto de entrega del Premio Alberto Guanche 2017. Este galardón lo entrega la Mutua de Accidentes de Canarias y reconoce las mejores prácticas preventivas en materia de seguridad laboral.

Clavijo ha explicado que la empresa premiada (Klingele Embalajes Canarias) ha desarrollado una cultura preventiva propia, cuyos valores y conductas son un ejemplo para el resto de la sociedad. Según el presidente canario, la apuesta por la prevención es un ejercicio de responsabilidad.

En este sentido, Clavijo ha destacado que su ejecutivo ha puesto en marcha 120 medidas para promover la salud en el ámbito laboral. En su opinión, las administraciones deben llevar el control y favorecer el asesoramiento en la seguridad laboral. Este es un ámbito, ha explicado, que requiere la participación y colaboración de las empresas y de los propios trabajadores.

El director general de Klingele Embalajes Canarias, Martín Tabares de Nava, ha explicado que la empresa tiene implantado desde 2012 un sistema de seguridad de los trabajadores y de las instalaciones que produce un “efecto tractor” y de transferencia tecnológica tanto entre los clientes como entre los proveedores.