Aquí se estudió el cumplimiento de las condiciones de bioseguridad que deben seguir los centros sanitarios para asegurar la seguridad clínica del paciente mediante la calidad del agua, la esterilización de dispositivos y la desinfección.

El doctor Rafel Ortí, presidente de la Sociedad Valenciana de Medicina Preventiva y organizador del evento, hizo hincapié en que la mayor preocupación de los especialistas es que los pacientes abandonen el hospital con su enfermedad controlada o resuelta por completo. También les inquieta, tal y como comentó, que durante el tiempo que dure su ingreso en el hospital se tenga la mayor seguridad posible para evitar infecciones o efectos adversos.

Se aprovechó la jornada para exponer la actividad llevada a cabo por el Hospital Clínico de Valencia en prevención de infecciones por hongos oportunistas que aseguren la seguridad del paciente. También se habló de los procesos de control de plagas y del funcionamiento de autoclaves en centrales de esterilización.

Durante el año pasado, este servicio realizó más de 80 muestreos de Bioseguridad Ambiental en Onco-hematología, más de 100 para comprobar la bioseguridad después de obras, y más de 20 para prevenir otros riesgos en el hospital.

También se hicieron controles trimestrales de desinfección y limpieza en los quirófanos y salas, se comprobaron los niveles de cloro, la presencia de Legionella, se vigiló la gestión intracentro de los residuos sanitarios, y se llevó a cabo un seguimiento mensual sobre el nivel de metales pesados en el agua de la hemodiálisis y el nivel de endotoxinas.