La vacunación antineumocócia centró la XIV Jornada de Actualización en Vacunas celebrada en Pamplona y organizada por la Clínica Universidad de Navarra. El evento destacó el papel que desempeña la Enfermería en la concienciación del adulto sobre esta vacuna por su contacto con el paciente y labor educativa. “Un dato muy importante que hay que transmitir al paciente es que la vacuna antineumocócica conjugada da inmunidad duradera y solo es necesaria una dosis en adultos”, ha resaltado Ángel Gil, Catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.

Durante su ponencia, Gilse señaló los aspectos más relevantes que deben tenerse en cuenta desde la Enfermería a la hora de informar sobre la vacunación antineumocócica en el adulto. El experto puso de manifiesto que la edad o una enfermedad de base aumenta el riesgo de sufrir una enfermedad neumocócica. Los expertos también subrayaron el impacto que tiene la infección sobre la patología de base.

“En pacientes crónicos, como diabéticos o hipertensos, una enfermedad neumocócica puede descompensar su patología de base. Si los adultos se vacunan se evita esa descompensación y las posibles hospitalizaciones asociadas”, explicó Gil.

Vacunarse en cualquier momento del año

Los expertos apuntan que cualquier posible confusión sobre la administración de la vacuna antineumocócica puede resolverse en las consultas de enfermería, “a las que habitualmente acuden los pacientes a resolver sus dudas”. En este sentido, recuerdan que la infección por neumococo no es estacional.

“Cuando llega la temporada gripal, además de administrarse la vacuna frente a la gripe se aprovecha también para poner la del neumococo, pero esta vacuna se puede poner durante todo el año. Por lo tanto, los profesionales de enfermería tienen que tener esa capacidad de captar al paciente en esas fechas”, detalló el médico.