La vacunación antineumocócica en el adulto es un compromiso por parte de las sociedades científicas, razón por la que la Comunidad de Madrid ha actualizado sus recomendaciones en los mayores de 60 años y en los grupos vulnerables. Como señal de este compromiso, la Sociedad Española de Cardiología y el laboratorio farmacéutico Pfizer han querido presentar su postura en materia preventiva.

Según informa la farmacéutica, desde principios de año, la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid es partidaria de la inmunización con una dosis de vacuna antineumocócica conjugada trecevalente para los mayores de 60 años sin factores que sean de riesgo. Además, también la recomiendan a los mayores de 18 años con patología crónica de base.

Tras comprobar que la vacuna antineumocócica conjugada trecevalente es eficaz para prevenir la neumonía neumocócica comunitaria y la enfermedad neumocócica invasiva, se han establecido nuevos modelos de vacunación para los adultos ya tengan o no factores de riesgo. En esta nueva estrategia de vacunación, se extiende la protección de aquellas personas en riesgo de contraer enfermedad neumocócica.

Pacientes pluripatológicos

Nieves Tari?n, presidenta de la Sociedad Castellana de Cardiología señaló que la decisión de inmunizar a los madrileños mayores de 60 años y a los crónicos de más de 18 con una sola dosis de vacuna antineumoco?cica conjugada trecevalente, permitiría afianzar la protección para los que presentaban más morbimortalidad por enfermedad neumocócica.

Desde esta sociedad se han encargado del abordaje de la neumonía neumocócica en el adulto en pacientes pluripatológicos en la Atención Primaria, cardiópatas, diabéticos o con problemas respiratorios. También informan desde la misma que la neumonía es la enfermedad más habitual en el adulto y causa un mayor número de hospitalizaciones.

Al alto riesgo de padecer neumoni?a neumoco?cica que tienen los pacientes cardio?patas con sus comorbilidades se une el empeoramiento del estado basal de la patologi?a cuando sufren una neumoni?a”, señaló Tarín.

En el nuevo modelo de vacunación, centrado en los mayores de 60 años que no tienen factores de riesgo, la pauta secuencial de vacuna conjugada trecevalente con la polisacárida de 23 serotipos se sustituye por una dosis única de la trecevalente. La primera pauta solo se mantiene para la población con riesgo alto, que incluye a los inmunocomprometidos y a los pacientes con asplenia.