El informe de los CDC (Centers for Disease Control and Prevention) señala que se dieron datos alarmantes de enfermedades de transmisión sexual: 470.000 casos de gonorrea, 1,6 millones de clamidia y 28.000 de sífilis en solo un año. Además, destacaron que los grupos en los que se detectaron las enfermedades eran muy variados: mujeres, hombres homosexuales, y bisexuales.

Jonathan Mermin, director del Centro Nacional de Prevención del VIH/SIDA, la Hepatitis Viral, las ETS y la TB de los CDC, explicó que los aumentos de las enfermedades de transmisión sexual son un “persistente enemigo” y están superando la capacidad de respuesta con su rápido crecimiento.

"Los aumentos en las ETS son una clara advertencia de un peligro creciente", declaró el doctor Jonathan Mermin, director del Centro Nacional de Prevención del VIH/SIDA, la Hepatitis Viral, las ETS y la TB de los CDC.

Clamidia, sífilis y gonorrea

Aproximadamente, la mitad de los casos de afectadas por clamidia son mujeres jóvenes. La sífilis y la gonorrea, por su parte, cada vez se dan en diferentes grupos. Durante los años 2015 y 2016, la sífilis aumentó en un 18% y la mayoría de los casos se dieron en hombres bisexuales y homosexuales que también tenían VIH.

Durante estos mismos años, la sífilis se incrementó un 36% en las mujeres y un 28% entre los bebés recién nacidos. En 2016 se detectaron más de 600 casos en bebés que terminaron con muertes en más de 40 ocasiones y complicaciones graves, según informan desde los CDC.

Gail Bolan, directora de la División de Prevención de las ETS de los CDC, argumentó que cada niño fallecido representaba un fracaso absoluto del sistema. Bolan matizó la necesidad de una prueba de enfermedades de transmisión sexual y un tratamiento a base de antibióticos para prevenir el dolor.

Las tasas de gonorrea, aunque aumentaron en los 2 sexos, fueron un 22% más altas en hombres. El informé recogió la amenaza de la resistencia a los fármacos frente a los más recientes tratamientos que quedan para ella.

Recomendaciones preventivas

Desde los CDC plantean controlar las enfermedades de transmisión sexual con una serie de recomendaciones de prevención:

  1. Prescripción de pruebas como parte básica de la atención médica, especialmente en embarazadas y homosexuales.
  2. Establecer un diálogo abierto sobre enfermedades de transmisión sexual y reducir el riesgo mediante el uso de preservativos y promover la monogamia.
  3. Promover el uso de antibióticos cuando sean necesarios. Las ETS pueden causar graves problemas de salud que no contemplan, como la esterilidad, más riesgo de contagio por VIH, embarazos ectópicos o mortinatos.