Con el objetivo de justificar cómo se usaban las redes sociales en temas de Salud Pública, los autores se centraron en un método que buscaba noticias relacionadas con el virus del ébola en los medios de comunicación. Lo hacían mediante un formulario estándar que recogía la información y analizaba los artículos publicados.

En este estudio se incluyeron 7 entradas de Twitter, una de Weibo, una de Facebook, 3 videos de Youtube, una fotografía de Instagram y una de Flickr. Los tópicos predominaban en 11 de 12 publicaciones en las que, además, se analizaron metadatos de aquellos mensajes dignos de mención en redes sociales.

También se analizó el número de impresiones, la frecuencia de las entradas y las publicaciones originales, así como las particularidades de las redes sociales en las que se difundieron los contenidos. Para este último punto se diferenció si las cuentas procedían de personas o de instituciones, tal y como informan desde la Sociedad Española de Medicina Preventiva y Salud Pública.

La conclusión a la que se llega con esta revisión es que internet y las redes sociales es un instrumento importante en materia de salud, epidemiología o seguridad alimentaria. Las redes han cambiado la manera de comunicarse y llegar a la población y el fácil acceso a las tecnologías de la información hace más sencilla la difusión del mensaje.