Una dieta suplementada con ácidos grasos ω-3 podría prevenir la acumulación de colesterol en la pared arterial. A esa conclusión ha llegado un grupo de investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) dirigido por Mercedes Ferrer. Los resultados han sido extraídos de un estudio realizado en ratas orquidectomizadas, publicado en la revista Plos One.

“Además del colesterol, hemos detectado siete productos derivados de la oxidación del colesterol (oxisteroles). Estos se consideran actualmente como los principales contribuyentes en el desarrollo de aterosclerosis y como un factor de riesgo cardiovascular más importante que el propio colesterol”, señalan los investigadores en una nota de prensa.

En estudios anteriores, el equipo de investigación observó que una dieta con ácidos grasos ω-3 provocaba un efecto antioxidante, cardioprotector y antiinflamatorio en animales orquidectomizados frente a las alteraciones vasculares provocadas por la pérdida de hormonas sexuales. Por esta razón, los resultados pueden extrapolarse tanto a pacientes con menos hormonas sexuales como con riesgo cardiovascular.

“Con este último estudio hemos demostrado por primera vez la relación existente entre la acumulación de los oxisteroles en la pared arterial y los cambios observados en la producción de distintos factores que regulan la función vascular”, detallan los autores.

Este estudio ha sido financiado por la Comunidad de Madrid y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional. Asimismo, ha contado con la colaboración del grupo de Hugo S. García, del Instituto Tecnológico de Veracruz de México, el cual ha aportado experiencia en Tecnología de Alimentos y en la determinación de oxisteroles mediante técnicas cromatográficas.