Islandia es el primer consumidor de Europa de drogas aditivas, según declaraciones de Olafur B. Einarsson, gerente de proyecto para las farmacéuticas de la Dirección de Salud de Islandia. "Estamos viendo un uso mucho mayor de drogas adictivas en Islandia que en cualquier otro país nórdico", aseveró.

Einarsson puso el ejemplo del Ritalin®, un estimulante que triunfa entre la población de este país nórdico. Los islandeses consumen cerca del 260% más que los suecos, que están en segunda posición en cuanto a consumo de estupefacientes se refiere. Así mismo, los opioides son la causa más frecuente de muerte en aquellos casos en los que se sospecha intoxicación por drogas.

El Comité Nórdico de Medicina y Estadística indica que Islandia ha sido desde 2013 el mayor consumidor de analgésicos entre los países nórdicos. El uso de opioides entre los islandeses se incrementó un 18% en los últimos 9 años, aunque bajó un 4% en Noruega y un 14% en Dinamarca, de acuerdo a un artículo de la Agencia de Medicamentos de Islandia.