Los líquidos saborizantes son consumidos por casi un 13% de adultos estadounidenses. Algunos de estos compuestos se calientan en el interior de los cigarrillos electrónicos y parecen descomponerse en sustancias potencialmente peligrosos, señalan los investigadores. Todavía no está claro qué podría significar esto para la salud de los usuarios de cigarrillos electrónicos.

Los expertos analizaron el vapor de 3 tipos de cigarrillos electrónicos cargados con líquidos con y sin sabor. De esta manera, descubrieron que apenas una calada de uno de los cigarrillos electrónicos con líquidos con sabor producía niveles de compuestos tóxicos considerados como nocivos. El vapor de los líquidos para los cigarrillos electrónicos sin sabor tenía unos niveles mucho más bajos de dichos compuestos.

El tabaco de los adolescentes

Los cigarrillos electrónicos son el producto de tabaco más popular entre los adolescentes estadounidenses, según un nuevo informe del cirujano general de EE. UU. que llama a unas medidas severas contra los dispositivos. El uso de cigarrillos electrónicos entre los estudiantes de secundaria aumentó en un increíble 900% entre 2011 y 2015, y los dispositivos superaron a los cigarrillos tradicionales como el producto de tabaco preferido por los adolescentes en 2014.

“Los líquidos saborizantes y los cigarrillos electrónicos pasaron de ser raros en 2010 a ser el producto de tabaco más usado por los jóvenes de nuestro país”, lamentó el jueves durante una conferencia de prensa el cirujano general de EE. UU., Vivek Murthy. "Esto representa un asombroso desarrollo en un periodo relativamente corto. También amenaza a 50 años de avances que nos costaron mucho en el control del tabaco, y pone a toda una nueva generación en riesgo de adicción a la nicotina", añadió.