Según el estudio no existe ninguna garantía de que la leche materna adquirida por estas vías haya seguido las normas de higiene más básicas ni se haya observado la continuidad de la cadena de frío u otras medidas de conservación y transporte.

Tampoco se puede garantizar su procedencia, de manera que el líquido podría pertenecer a madres alcohólicas o drogadictas disminuyendo así su calidad e incluso su inocuidad. Este producto biosanitario puede convertirse en un verdadero transmisor de enfermedades.

El informe, que recoge a su vez datos del Hospital de Cincinnati (EE.UU.) señala que tres cuartas partes de la leche adquirida por estas vías están contaminadas, y en 1 de cada 4 casos se ha podido rastrear ADN bovino.

Si bien este mercado online no está muy desarrollado en España, otras naciones como los EE.UU. utilizan la leche materna de distribución dudosa, no sólo para alimentar a los pequeños, sino también como suplemento alimenticio para culturistas.

Estos deportistas extremos sostienen que el consumo de leche materna mejora su desarrollo muscular y optimiza su crecimiento. La OMC ya ha desmentido este mito “que no ha demostrado estudio alguno”.

Así lo ha recalcado en una nota de prensa en la que presenta a las mujeres donantes como una alternativa a las necesidades nutricionales que algunas madres no pueden proveer. En estos casos, la leche materna se encuentra en hospitales y las voluntarias han sido seleccionadas por expertos sanitarios.

De esta forma se garantiza que la extracción, procesamiento y almacenamiento se ha realizado de forma segura, gracias, entre otras medidas a pruebas serológicas, procesos de pasteurización y otras limpiezas de virus y micro bacterias.

En este sentido, la Asociación Española de Bancos de Leche Materna (AEBLM) ha apoyado la creación de bancos de leche, si bien ha incidido en que “el suministro de este alimento debe de llevarse a cabo únicamente bajo prescripción facultativa, garantizándose la trazabilidad de todo el proceso”. Para ello, la AEBLM, ha propuesto el uso de videovigilancia en los bancos.