La cifra supone un 6% más que en el año 2014, en el que hubo 7.950 muertes por sobredosis en los países de la Unión Europea. El aumento de consumo de droga se detectó en todos los grupos de edad, y más de un millón de consumidores de opiáceos se encuentran entre los más vulnerables. En el informe, también de concluyó que existía un mayor acceso a la cocaína u otras sustancias entre escolares.

La agencia alemana DPA también ha recogido esta noticia en señal de alarma, y añade que este consumo de drogas se combina con el alcohol en la mayoría de los casos. En Gran Bretaña hubo un ascenso del 26% de muertes por sobredosis con opioides, número que ascendió en Lituania, Alemania, Países Bajos y Suecia.

La fuente alemana añade el dato de que la edad media de muertes por sobredosis son los 38 años y el 78% de los fallecimientos son varones. El informe advierte de que existen nuevas sustancias psicoactivas cuyo consumo está al alza, pero que la legislación está impidiendo que entren en el mercado.

En el año 2016 se hicieron 2 encuestas en las que se comparaba el consumo de drogas en Europa y Estados Unidos. Las conclusiones fueron que un 8% de los estudiantes entre 15 y 15 años habían consumido cannabis en 21 países de la Unión Europa durante el mes anterior al estudio, mientras que en Estados Unidos la cifra llegaba al 15%.