La prevención de lesiones también ahorra tiempo y recursos económicos para el equipo deportivo que dirige al deportista. Los médicos señalan que la recuperación de una lesión es a menudo complicada, lenta y costosa desde el punto de vista económico. Por tanto, la realización de actividades dirigidas a la prevención estaría justificada, además de por motivos deportivos, por motivos médicos y económicos.

Los autores indican que los diferentes tipos de ejercicios enfocados a la prevención de lesiones son de fácil acceso para la amplia mayoría de deportistas (profesionales, aficionados y recreacionales) y no requieren un excesivo desembolso económico.

El trabajo es una revisión sistemática con metaanálisis, que incluyó 25 estudios y más de 26.600 sujetos. La investigación sobre la prevención de lesiones evaluó la efectividad de diferentes tipos de entrenamiento (de fuerza, propiocepción y estiramientos) en la prevención de lesiones deportivas.

El análisis de los resultados indicó que los estiramientos no ejercen efecto protector ni antes ni después del ejercicio frente a las lesiones. Por el contrario, en esta revisión se demostró el importante papel del entrenamiento de fuerza y de propiocepción en la prevención de lesiones. En concreto, en el caso del entrenamiento de fuerza se observó una reducción a menos de un tercio del número de lesiones.