Según la agencia de noticias mejicana Notimex, la risoterapia no solo es buena para prevenir enfermedades, sino que, además, disminuye la presión arterial, hace más fuertes a los pulmones y el corazón, y optimiza la frecuencia cardiaca. Los líderes de este estudio, Gilberto Acosta y Raimundo Rentería, han querido dejar claro que la risa no solo es un movimiento de la boca.

Tal y como se desprende de este estudio, la risoterapia es buena para retrasar los efectos del envejecimiento de los que nadie se libra. Las arrugas aparecerán más tarde cuanto más se ría, el estrés y la depresión no serán tan acusados o, incluso, puede que nunca aparezcan. La risa debería de ser un factor a tener en cuenta cada día, como se han concluido estos especialistas.

La investigación insiste en que la risoterapia refuerza el sistema inmunológico y aporta beneficios familiares, psicológicos y sociológicos. Para estos catedráticos, la risa es un elemento capaz de cambiar una perspectiva negativa en positiva independientemente del estado de salud. Su gran poder es que cambia el punto de vista y el entorno de las personas siempre a mejor.

Hoy en día, la terapia de risoterapia que lleva a cabo Raymundo Rentería se basa en actividades para fomentar la risa en pacientes adultos y pediátricos. Ser feliz, sonreír y pensar en positivo desde que sale el sol previene más enfermedades de lo que se cree; en caso contrario, tampoco se pierde nada.