“Durante el embarazo se producen grandes cambios en la mujer a todos los niveles: en el aspecto físico, en el químico y en el psicológico”, explican los expertos. Los médicos señalan que la cavidad bucal de la embarazada es más susceptible a padecer problemas de salud bucodental. “Es necesario, en esta etapa del embarazo, extremar los cuidados dentales. Las alteraciones bucales propias del embarazo, aunque frecuentes, no son inevitables y pueden prevenirse con una adecuada higiene dental”.

Los profesionales advierten a las mujeres que se planteen tener hijos, que mantener una boca sana antes del embarazo evita complicaciones durante este periodo. Los expertos dicen que el embarazo es un buen momento para que la mujer cuide su salud bucal. Durante el periodo de gestación se producen alteraciones en el nivel hormonal que, unido a malos hábitos higiénicos, provoca que dientes y encías sean sumamente sensibles a bacterias, aumentando el riesgo de sufrir problemas bucodentales.

El hospital advierte de la posible aparición de problemas tales como caries, erosión dental o cambios en encías y mucosa oral. Por lo que recomiendan acudir al dentista durante el embarazo y utilizar pasta dental con flúor, colutorios, seda dental y cepillos interdentales para cuidar la salud bucal.

Los expertos recomiendan realizar tartrectomías (limpieza dental) durante el embarazo. Aplicar flúor tópico, evitar alimentos azucarados, sobre todo en las comidas y mejorar los hábitos de higiene en general son algunas de las medidas recomendables para prevenir este tipo de problemas de salud.