El sindicato Comisiones Obreras (CC. OO.) ha decidido sumarse a esta petición y ha solicitado a sus afiliados que firmen la iniciativa europea que promueve la prohibición de este cancerígeno en la Unión Europea (UE). Tal y como asegura la organización sindical en su página web, la iniciativa necesita recoger un millón de firmas y superar determinados umbrales en al menos 7 países.

El glifosato, afirma CC.OO., es el herbicida más utilizado en España y en el mundo. Centenares de miles de trabajadores europeos se ven expuestos a este tóxico en Europa, que según el también afecta al resto de la población. Según diversos estudios realizados en Europa, hasta el 50% de las personas presentaba esta sustancia en su orina.

En la actualidad, hay abierto un proceso de revisión de la autorización del glifosato en la UE, lo cual ha animado a varias organizaciones sociales, ecologistas y del ámbito de la salud a impulsar la iniciativa ciudadana europea Stop Glifosato. En la iniciativa también se reclama a la Comisión Europea que reforme el procedimiento de aprobación de pesticidas y establezca objetivos de reducción del empleo de pesticidas de carácter vinculante en toda la UE.