Cimavax®, que es como se llama la vacuna contra el cáncer de pulmón, se aplicará de modo experimental durante 3 años a un grupo de pacientes del Instituto del Cáncer Roswell Park, en Buffalo. Estos recibirán el fármaco desarrollado para el cáncer de pulmón de células no pequeñas y disponible en Cuba desde 2011.

La vacuna será probada en fase de ensayo en combinación con un fármaco de inmunoterapia llamado Opdivo®. Este medicamento ya se ha aprobado en Estados Unidos para comprobar si la combinación de los 2 es eficaz en el tratamiento. En Cuba ya se ha utilizado para tratar a unos 4.000 pacientes, y su uso está aprobado en Bosnia y Herzegovina, Colombia, Paraguay y Perú.

Según expertos del Centro de Inmunología Molecular (CIM), la vacuna contra el cáncer de pulmón estimula el sistema inmunológico para que ataque a las proteínas causantes de tumores en el pulmón y se evite la expansión a otras partes del cuerpo. Los proyectos de investigación del CIM se centran en la inmunoterapia del cáncer para desarrollar vacunas moleculares.

Según The Washington Post, el cáncer de pulmón es la principal causa de muerte por cáncer en Estados Unidos, y tiene una tasa de supervivencia del 17% a los 5 años.