Según las cifras del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, la tasa de vacunación en el grupo de personas mayores de 65 años se sitúa en el 65%. Entre los profesionales sanitarios, la tasa de vacunación supera el 30%, según Unipresalud. Tal y como recuerda la compañía, gracias a la vacunación pueden evitarse enfermedades o complicaciones derivadas del virus de la gripe.

La incidencia en los costes de la empresa es una de las consecuencias que puede tener el virus en la salud laboral. La productividad laboral de los trabajadores también puede verse afectada a consecuencia de este virus si los empleados no se han vacunado, afirma Unipresalud. Para mejorar la prevención, además de la vacunación, los expertos recomiendan lavarse las manos o taparse la boca al estornudar o toser con el objetivo de impedir que se contagie el virus.

La Asociación Española de Especialistas de Medicina del Trabajo (AEEMT) recuerda que el 25% de las personas que contraen la gripe precisa de una baja laboral, que suele ser de una duración media de 7 días y representar una pérdida laboral de 56 horas. El coste medio estimado de la baja laboral se sitúa en los 20 euros por hora, según la AEEMT, que asegura que el coste para la empresa por cada empleado que enferma puede ascender a los 1.120 euros.

Vacunar contra la gripe puede reducir un 92% las incapacidades temporales, según la AEEMT. Según la sociedad científica, fomentar la vacunación entre todos los empleados e impulsar las medidas higiénico-sanitarias son 2 formas muy efectivas para prevenir la propagación del virus.