Los departamentos de Ginecología y Obstetricia y Salud Pública del Centro Médico de la Universidad de Vrije (Ámsterdam) han evaluado el coste-efectividad de un programa de atención basado en internet para la mejora del cuidado perioperatorio ginecológico. Los resultados, publicados en el British Medical Journal, muestran que la atención a través de internet es mejor que la habitual a la hora de facilitar la convalecencia y evitar los retrasos en la incorporación al trabajo.

Para llegar a esta conclusión, la doctora Esther Bouwsma y su equipo realizaron una evaluación económica de perspectiva social y un ensayo controlado aleatorizado, con 12 meses de seguimiento, a 433 mujeres originarias de los Países Bajos que debían someterse a una histerectomía o una cirugía anexial laparoscópica. Todas ellas, de entre 18 y 56 años, tenían empleo en el momento del estudio.

De estas voluntarias, 206 recibieron la atención perioperatoria habitual, mientras 227 fueron asignadas al grupo de cuidado por internet. Según informan los autores, no se observaron diferencias estadísticamente significativas entre los costes sociales totales de ambos grupos, así como tampoco fue clínicamente relevante la diferencia en los años ajustados por calidad de vida.

Sin embargo, cada día de trabajo que no perdió el grupo de intervención se asoció a un ahorro de 56 euros. “Teniendo en cuenta que el coste medio de un día de ausencia por enfermedad es de 230 euros, el programa de cuidado perioperatorio ginecológico por internet, es rentable en comparación con la atención habitual tras la cirugía”, concluyen.