El microbioma es el análisis genético de los microorganismos de una muestra del paciente. Este análisis es único para cada persona, lo que permite un mejor conocimiento de la enfermedad que padece el paciente y de su inmunidad. Según ha señalado la Consejería de Salud, los microorganismos son clave en la maduración del sistema inmunológico y en el desarrollo de diversas patologías.

Tras la secuenciación del microbioma, los científicos llevan a cabo una interpretación de los resultados mediante el uso de herramientas de bioinformática y de big data. A través de la personalización de los biomarcadores de cada paciente, se podría realizar una historia clínica electrónica en el que se integrara el microbioma en la práctica clínica y en la medicina de precisión y personalizada.

Además de su aplicación directa al infarto del miocardio, los autores consideran que el proyecto Cardiobiome podrá extrapolarse a otras patologías. Así, podría ser una herramienta útil para las investigaciones centradas en evaluar el microbioma en general y su relación con el desarrollo de ciertas enfermedades, según señalan los expertos.

Con motivo de la celebración del reciente Día Mundial del Corazón, la Consejería de Salud ha querido resaltar la importancia que este tipo de proyectos tienen en el conocimiento y en el abordaje del infarto de miocardio. El Hospital Universitario Virgen de las Nieves ha empezado a tomar muestras de sangre y de boca a pacientes que han padecido un infarto, así como a un grupo control con el objetivo de colaborar con el proyecto Cardiobiome.