IonGAP se encuentra alojada en el superodenador Teide-HPC (High Performance Computing), ubicado en el Instituto Tecnológico de Energías Renovables (ITER), considerado como el segundo más potente de España. Por el momento, la herramienta ha sido utilizada por investigadores de países como México, EE.UU., Chile, Australia, India, Alemania, Inglaterra o España.

La alta capacidad de procesado y su fácil utilización permiten disminuir el tiempo y el coste de los trabajos que requieran el análisis de datos vinculados con el ADN de las bacterias. Por este motivo, algunos centros como el CDC de Atlanta, el Centro de Genómica de Nueva York, el Instituto Broad de Harvard, la Universidad de Cambridge o la Universidad de Sidney están interesados en este proyecto.

La Candelaria indica que IonGAP es una herramienta web de gran utilidad para investigaciones relacionadas con temáticas clínicas y biomédicas, así como de aplicación para el área farmacéutica. El tiempo y el coste de estas investigaciones se reducirían respecto a la secuenciación de ADN conocida hasta el momento. 

El potencial de esta plataforma web reside en que podrá facilitar la secuenciación de ADN de bajo coste y realizar posteriormente análisis de genomas bacterianos en entornos como la prevención y control microbiológicos, aplicaciones farmacéuticas, entornos clínicos y en el campo agroalimentario, según explica Carlos Flores, científico de la Unidad de Investigación del Hospital de La Candelaria, a la agencia EFE.