Thelazia gulosa, un parásito que suele estar presente en algunos animales como las vacas, ha colonizado el ojo de una mujer de 26 años tras visitar una zona dedicada a la ganadería en el estado de Oregón, en Estados Unidos. En total, los médicos encontraron hasta 14 gusanos en el ojo izquierdo de la mujer, según datos aportados por la agencia alemana DPA.

Este es el undécimo caso registrado en el que los parásitos de Thelazia gulosa han infectado a personas en Norteamérica, tal y como ha informado el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Atlanta, en Estados Unidos. Un estudio publicado en el American Journal of Tropical Medicine and Hygiene recoge los casos registrados. 

La mujer tenía picor en el ojo izquierdo y el párpado caído, según informa la DPA. Al ver que seguía rojo y que le picaba, se miró el ojo detenidamente y observó que tenía un gusano, el cual sustrajo ella misma. Posteriormente, y hasta 2 semanas después, los médicos eliminaron los parásitos y realizaron un seguimiento hasta que las molestias de la paciente desaparecieron.

Los parásitos Thelazia gulosa se transmiten a través de distintos tipos de moscas y afectan a diversos seres vivos, desde animales domésticos como gatos y perros, hasta animales salvajes o ganado como zorros o vacas, respectivamente. Hasta ahora, se pensaba que solo 2 especies de parásitos afectaban al ojo humano, pero esta especie se incluye en un tercer grupo.

Los síntomas de rojez, picor e incomodidad ocular suelen desaparecer cuando se eliminan los gusanos, explica Richard Bradbury, del departamento de enfermedades parasitarias y malaria del CDC. Sin embargo, este especialista asegura que es posible que los afectados se queden ciegos. Para poder identificar el parásito Thelazia gulosa, los investigadores tuvieron que remitirse a documentos alemanes escritos en 1928, detalla Bradbury.