El estudio para conocer la presencia del virus se puso en marcha el pasado mes de octubre, después de que se diagnosticara en septiembre el primer caso autóctono en España de fiebre hemorrágica de Crimea Congo, una enfermedad endémica en muchos países de África, Asia y Oriente Medio, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Los artrópodos infectados se localizaron en 7 municipios de las 11 comarcas ganaderas analizadas sobre ganado doméstico y fauna silvestre.

Un hombre falleció tras la picadura de una garrapata en un campo en Ávila y la enfermera que lo atendió tuvo que ser ingresada en una unidad de aislamiento. Debido a las sospechas de que el virus de la fiebre hemorrágica de Crimea Congo pudiera estar circulando libremente por España, Sanidad propuso realizar un estudio en las 4 comunidades autónomas descritas para el que se capturaron 9.500 garrapatas en contacto con animales silvestres, especialmente, en ganado doméstico y ciervos.

El virus solo obtuvo resultados positivos en ganado doméstico y en animales silvestres, por lo que, según consideran los expertos en el estudio, la probabilidad de infección en humanos españoles es baja, si bien no descartan que pueda aparecer algún caso autóctono más. El riesgo de infección viene determinado por la probabilidad de exposición a las garrapatas infectadas o a la sangre y el tejido de animales que hayan podido ser infectados.

Las garrapatas fueron agrupadas en lotes de entre 1 y 3, entre las que se llegó a la conclusión de que 300 podrían estar infectadas, lo que representa el 3% de los lotes. Aunque existen casi 200 tipos de garrapatas que habitan, sobre todo, en entornos rurales, la mayoría de ellas pertenecen al género Hyalomma Lusitanicum, que nada tienen que ver con las que se encuentran en los perros, según indican los especialistas.

No obstante, las garrapatas que portan el virus de la fiebre hemorrágica de Crimea Congo son más agresivas debido a que se desplazan constantemente para encontrar sujetos e infectarlos mientras que los otros tipos de especies son pasivos y esperan a que el ser vivo pase cerca. Con el objetivo de prevenir la transmisión del virus por garrapatas, el Ministerio de Sanidad ha publicado un documento con Recomendaciones de limpieza, desinfección y desinsectación de espacios. Medidas de protección individual.