Según explican los científicos, estos hallazgos tienen importantes aplicaciones para el desarrollo de vacunas por los mecanismos inmunológicos que se comparten con ambos virus, así como las diferencias genéticas humanas observadas, que pueden influir en las reacciones que se producen al entrar en contacto con los virus.

Limitar el dengue era más fácil, ya que solo era necesario “preocuparse por los mosquitos portadores del virus, pero el zika supone un reto, pues puede transmitirse sexualmente y, por tanto, viajar a cualquier parte. Además, el 80% de las personas infectadas son asintomáticas y el virus puede permanecer en el semen durante muchos meses”, explica Sujan Shresta, autor principal del estudio.

Además, el zika podría transmitirse por muchos más vectores de los pensados, según se ha podido comprobar en una reciente investigación. La velocidad a la que circulan estos virus ha desembocado en la necesidad de organizar unas jornadas especializadas con el objetivo de poner en común estrategias y protocolos ante las alertas sanitarias.

Necesidad de realizar cursos de actualización

Por este motivo, el Hospital Universitario La Paz ha organizado un curso sobre las enfermedades provocadas por virus emergentes y las novedades que ha aportado su tratamiento directo tanto en las consultas de Medicina Tropical como en la Unidad de Aislamiento de Alto Nivel del Carlos III (UAAN).

Desde el año 2013, el Hospital La Paz y el Hospital Carlos III han observado más de 1.000 pacientes con casos sospechosos o confirmados de los virus del zika, ébola, Crimea Congo y fiebre de Lassa, entre otras enfermedades emergentes. El curso, coordinado por José Ramón Arribas, responsable de la UAAN madrileña, ha contado con la asistencia de cerca de un centenar de profesionales.

La Unidad de Aislamiento de Alto Nivel y la Unidad de Medicina Tropical del Hospital Universitario La Paz Carlos III se ha enfrentado en los últimos 3 años con varios de los virus de mayor riesgo que han emergido en la sociedad, y ha sido el único centro en España que ha tratado enfermos con fiebres hemorrágica por virus del ébola y de Crimea Congo.

En 2014 a la unidad ingresó 3 pacientes confirmados de ébola, 18 personas con sospechas de padecerla (casos en investigación) con el mismo nivel de aislamiento inicial y 16 contactos con pacientes enfermos. Desde el inicio de la epidemia de Chicungunya en 2013 se ha valorado en las consultas de Medicina Tropical a 115 pacientes positivos.

En 2015, se inició la alerta por virus del zika en Brasil, que se extendió por el continente americano. España, concretamente, recibió muchos viajeros de estas zonas endémicas. La Paz prestó una especial vigilancia a las mujeres embarazadas con sospecha de ser portadoras de este virus y realizó el cribado de 900 pacientes.

De todas ellas, 11 eran gestantes, por lo que se les realizó un estrecho seguimiento tanto de ellas como de los fetos, sin hallarse alteraciones neurológicas en estos tras el parto. Este hospital considera necesario realizar jornadas de este tipo para actualizar a los profesionales en estas enfermedades de tan difícil diagnóstico y que pueden provocar tantos problemas a corto y largo plazo.