La proteína Alt a 1 es fuertemente alergénica y se encuentra en ciertas especies de hongos endófitos que causan asma grave. Las esporas de ciertos hongos del género Alternaria que aparecen como moho en plantas de la mayoría de nuestros cultivos agrícolas están presentes en nuestro entorno todo el año. Alt a 1 es una proteína fuertemente alergénica que se encuentra en las esporas sin germinar de uno de los hongos más extendidos del género: Alternaria alternata.

Esta proteina no solo es responsable de infecciones y trastornos respiratorios comunes, sino que se considera alérgeno principal asociado con asma crónica. La acción patógena de esta proteína se vincula con la producción de ciertos compuestos tóxicos y el aumento en la producción de especies oxigenadas reactivas por parte de las plantas, agentes tóxicos que provocan la muerte celular.

Alt a 1 interacciona con proteínas de defensa que las plantas expresan al ser atacadas, lo que inhibe su actividad. Las esporas de Alternaria permanecen en la superficie de la planta sin inducir síntomas a la espera del momento idóneo para germinar. Cuando lo hacen, provocan una cascada de procesos que hasta ahora habían permanecido en gran medida inexplorados.

Para comprender mejor estos procesos, investigadores del grupo de Biotecnología Vegetal del CBGP se propusieron investigarlos a escala molecular. Además de desvelar detalles de la infección en plantas, las respuestas moleculares a la presencia de Alt a 1 podrían dar pistas sobre las respuestas que se asocian al desarrollo de alergias y otros trastornos en humanos.