La actividad de la telomerasa en las células mononucleares de sangre periférica (CMSP) aumenta a medida que avanza la enfermedad renal crónica (ERC). Es lo que concluye un estudio de los departamentos de Nefrología y Microbiología de Suleyman Demirel University Medical Faculty, en Isparta (Turquía). Se ha publicado en la revista Nefrología.

De acuerdo con los autores, los mecanismos moleculares responsables del incremento de la mortalidad cardiovascular en la ERC no se conocen bien. Investigaciones recientes apoyan la hipótesis de que los factores comunes responsables de este fenómeno son el envejecimiento celular y la disfunción telomérica.

El trabajo buscaba estudiar la relación entre los estadios de la patología renal y la actividad de la telomerasa. Se incluyeron 120 pacientes con ERC en estadio 2-5 (30 pacientes por estadio) y 30 pacientes sanos de control. La actividad de la telomerasa en CMSP se midió utilizando el método de TRAP.

Los resultados revelaron diferencias significativas en la actividad de la telomerasa entre los distintos grupos. Los controles sanos registraron los niveles más bajos, mientras que los pacientes con ERC en estadio 5 registraron los más altos. Además de con el estadio de ERC, la actividad de la telomerasa se correlacionó de forma positiva en estos pacientes con los niveles plasmáticos de creatinina, potasio y hormona paratiroidea.

Por otro lado, la actividad de la telomerasa se correlacionó negativamente con el índice de masa corporal, la tasa de filtración glomerular estimada, el recuento de plaquetas y el calcio en suero. Según el análisis de regresión lineal, los predictores independientes para la actividad de la telomerasa alta en pacientes con ERC fueron la tasa de filtración glomerular estimada y el índice de masa corporal.