Cepa de malaria más mortífera

La cepa de malaria más mortífera de la que se tiene constancia llegó a Europa desde la India y a través del Mediterráneo. Esta enfermedad azotó la mayor parte de Europa hasta hace 80 años, cuando fue erradicada gracias a la colaboración internacional. Sin embargo, se ignoraba cómo había llegado al continente y un estudio del CSIC ha descubierto que llegó desde la India.

La investigación publicada en la revista Microbial Genomics, demuestra que esta variante causada por el patógeno Plasmodium falcuparum llegó en el siglo IV a. C. a través del mar mediterráneo. El hallazgo ha sido posible gracias a un conjunto de muestras de sangre en preparaciones de microscopio de enfermos de malaria de los años 40. El doctor Ildefonso Canicio dirigía el dispensario antipalúdico del Delta del Ebro y guardó las muestras.

La cepa de malaria más mortífera

La malaria es una enfermedad infecciosa grave que afecta a 200 millones de personas cada año. La enfermedad está causada por parásitos Plasmodium, que se transmiten por varias especies de mosquitos anófeles. Actualmente, las especies de estos parásitos están restringidas a las latitudes tropicales y subtropicales. Sin embargo, la malaria estuvo presente en la mayor parte de Europa, desde Gran Bretaña y Finlandia a las regiones mediterráneas.

“Hemos encontrado que 2 de las mutaciones actuales ya estaban presentes en nuestras muestras de los años 40. Lo que sugiere que, o bien son el efecto selectivo, o estaban ya presentes en poblaciones del siglo XX”, indica Lalueza – Fox.

Las muestras analizadas permiten conocer mejor el recorrido del parásito hasta llegar a Europa. Los científicos han comparado el antiguo parásito europeo con cepas actuales para comprender su resistencia a los fármacos. “Hemos mirado centenares de mutaciones actuales relacionadas con la resistencia a los medicamentos actuales”, afirma Carles Lalueza – Fox, investigador del CSIC.