El Polivirus, el Coxsackievirus y el Echovirus son algunas de las infecciones que causa el enterovirus y que pueden cursar desde una sintomatología leve a una afectación sistémica grave, en cuyo caso es necesario realizar un diagnóstico precoz. La técnica de arrays de baja densidad puede detectar diferentes virus en un mismo análisis de ADN obtenido de muestras biológicas.

Por eso, un grupo de investigadores del Servicio de Anatomía Patológica del Complejo Asistencial de Salamanca ha utilizado el kit Clart® Entherpex para analizar 70 muestras de tejido y buscar la presencia de los virus VHS-1, VHS-2, VVZ, CMV, VEB, VHH-6, VHH-7 y VHH-8, Poliovirus, Echovirus y Coxsackievirus.

Entre todas las muestras que analizaron los investigadores, detectaron infección vírica en 29 (41,43%) de ellas y solo en 4 de las muestras positivas encontraron lesión citopáticas (correlación del 100% entre el análisis histológico y el test).

Las muestras de EICH presentaron un 47,6% de positividad. En Ell, un 68,75% dieron positivos; en colitis no Ell con úlceras detectaron un 50% de positivos; y en lesiones isquémicas, un 50% de positividad.

Los resultados mostraron una alta sensibilidad de la técnica, por lo que podría ser útil para apoyar el diagnóstico basado en la histología pues, en ocasiones, la presencia de infección vírica puede modificar el manejo terapéutico, especialmente en los casos graves.