Un 30% de los pacientes trasplantados pueden sufrir infecciones graves en el primer año, motivo por el que es de gran importancia medir e identificar marcadores inmunológicos de riesgo de infección, como los que el Hospital General Universitario Gregorio Marañón sugiere:

  1. Niveles de inmunoglobulinas.
  2. Anticuerpos específicos frente a bacterias y virus comunes.
  3. Producción de anticuerpos tras la vacunación frente a neumococo.
  4. Hepatitis B.
  5. Proteínas del sistema del complemento y las células del sistema inmune.

Los laboratorios de Inmunología del Hospital Gregorio Marañón realizan todas estas pruebas y las aplican en la práctica clínica para identificar a los pacientes más inmunodeprimidos con el objetivo de realizar una atención personalizada. De esta forma es más fácil determinar el riesgo individual de cada paciente de padecer infecciones graves.

Javier Carbone, inmunólogo del Hospital Gregorio Marañón, propuso, durante la reunión internacional de la Transplantation Society, establecer una nueva recomendación para medir las inmunoglobulinas en pacientes con enfermedad por citomegalovirus de difícil control en trasplante de órgano sólido.