Plasma procedente de supervivientes del ébola en Liberia se está procesando para producir inmunoglobina anti-ébola. Con ella se pretende tratar a población afectada por dicha enfermedad infecciosa en distintos países de África. La multinacional de hemoderivados Grifols es la responsable de este proyecto, que incluye el procesamiento del plasma y la producción del tratamiento.

Según informa la agencia EFE, el primer lote de plasma procedente de Liberia empezó a procesarse el pasado mes de diciembre. El objetivo es producir inmunoglobulina anti-ébola a partir de plasma de supervivientes en el marco de un proyecto solidario que nació hace varios años. Lo puso en marcha Grifols al ver la velocidad de expansión del ébola en África.

Por un lado, la compañía ha construido un centro modular de donación de plasma en Monrovia, la capital de Libera. Por otro lado, ha levantado una planta independiente en su complejo industrial en Clayton (Carolina del Norte) para producir la inmunoglobulina anti-ébola, aprovechando su conocimiento sobre el plasma humano.

El procesamiento del plasma se inició en diciembre. Está previsto que las primeras inmunoglobulinas ánti-ebola se entreguen al gobierno de Liberia en el primer trimestre de este año. En la actualidad, el ébola está presente en países como la República Democrática del Congo, donde incluso obligó a posponer las elecciones en determinadas zonas. Ruanda está también afectado por esta enfermedad infecciosa.