Según explican en un comunicado, el objetivo es coordinar acciones dentro de los ámbitos de competencia de ambas organizaciones. Estos incluyen la planificación de la atención sanitaria y la formación y divulgación en los procesos de garantía de calidad profesional, fundamentalmente.

De esta forma, Seimc y Sedisa se comprometen a realizar actividades de manera conjunta, así como a participar en congresos y reuniones de las 2 sociedades, con la finalidad de aportar información de utilidad para el desarrollo de la actividad sanitaria.

Para el presidente de Seimc, José Miguel Cisneros, el acuerdo facilitará la labor diaria de los especialistas en Microbiología en “áreas de salud pública transversales, como las infecciones, que requieren la coordinación multidisciplinar y resulta imprescindible el apoyo institucional”. “Un buen ejemplo es la lucha contra las resistencias a los antibióticos”, apunta.

Por su parte, el presidente de Sedisa, Joaquín Estévez Lucas, asegura que es “fundamental para la evaluación continua” que directivos y profesionales sanitarios trabajen de forma coordinada. “En el área de la Microbiología y enfermedades infecciosas es prioritario, teniendo en cuenta la aportación en términos de calidad y eficiencia”, añade.

El convenio, apunta el comunicado, no es excluyente, sino que está abierto a otras organizaciones nacionales e internacionales “que deseen sumar esfuerzos y colaborar activamente en las mejoras de la gestión sanitaria”. La primera acción conjunta entre Seimc y Sedisa será una jornada sobre profesionalización en la asistencia sanitaria; tendrá lugar el 18 de octubre.